Google+ Followers

martes, diciembre 08, 2009

LECTURAS DIGITALES: LA ERA DE LOS EBOOKS

 Amos de títeres, un clásico del maestro Heinlein, ha sido mi primera lectura "electrónica". No he querido esperar más para adquirir un lector de ebooks y aprovechando una oferta que hacían en Mediamarkt he adquirido un Papyre 6.1 por 270€, un precio exagerado para lo limitado que todavía resulta este dispositivo de lectura. Aunque no puedo negar que ha sido la compra más rentable de toda mi vida. El aparatejo se amortiza solo. Con una búsqueda no desamiado compleja por internet consigue uno descargarse una completísima colección de títulos a los que uno lleva tiempo intentando incarle el diente y que por estar descatalogados en la mayor parte de los casos, o por el precio no ha podido adquirir. Es acojonante la sensación de poseer en un dispositivo tan pequeño todos los libros que uno quiere y acceder a ellos con tanta facilidad. En un principio creía que me costaría más adaptarme a esta nueva manera de leer, que la idea romántica de prescindir del tacto y el olor del papel restaría atractivo a la lectura. Pues nada de eso. La sensación de lectura es muy agradable. Los diferentes formatos en que se pueden presentar los archivos de lectura ayudan a que cada uno encuentre la disposición en la pantalla que le resulte más cómoda: mobipocket, epub, fb2, rtf, etc.

El libro elegido para estrenar el Papyre fue Amo de títeres, también editado con el título de Titán invade la Tierra, un clásico que leí hace unos 20 años en la edición de Orbis y del que está anunciado su reedición por parte de La Factoria de Ideas. La verdad es que la obra no ha envejedido nada bien. El escenario y las ideas que se plantean están totalmente desfasadas, sobre todo en cuanto a la lectura política de la trama se refiere. Pero Heinlein es Heinlein y siempre aporta elementos de interes al lector, aunque sólo sea repasar un antiguo clásico de la ciencia ficción pulp. Y ahora a contituar con los clásicos. Tengo un buen número de lecturas pendientes de escritores como Farmer, Poul Anderson o el propio Heinlein que acometeré pausadamente pero sin descanso gracias a las facilidades de estos nuevos lectores electrónicos.

martes, marzo 03, 2009

QUEREMOS QUE REEDITEN MALAZ

El motivo de esta entrada en el blog no es otro que informar sobre la iniciativa emprendida desde Sedice, web dedicada a la literatura de género, para convencer al mundo editorial de la viabilidad del proyecto de reeditar Las Gestas de Malaz, celebrada saga de fantasía épica escrita por Steven Erikson. Como muchos de vosotros sabréis, la errónea política editorial de Timun Mas a la hora de sacar al mercado nacional esta saga de novelas terminó en un rotundo fracaso. Sin animo de entrar ahora en las cuestiones que llevaron al naufragio editorial en el primer intento de edición, y con la firme creencia de que se aprende más de los errores que de los aciertos, confiemos en las posibilidades de presión de la comunidad lectora y pongamos entre todos el granito de arena necesario para que se animen a reeditar la obra de Erikson.

A todo aquel que se pase por aquí y quiera hacer notar su interés en la reedición de la saga, que no dude en unirse al grupo de facebook Queremos que reediten Malaz o bien que deje constancia de su interés en este hilo de Sedice.

Gracias por colaborar.

martes, febrero 03, 2009

EL REY RATA - CHINA MIEVILLE

Se me antoja imposible hablar de esta obra de Mieville sin tener como referencia la que sería su posterior producción literaria. lo que nos lleva a la perversa paradoja de medir el pasado teniendo como modelo lo que todavía no había escrito. Una circunstancia que sin duda ha favorecido a este brillante autor, que de haber sido El rey rata su carta de presentación en lugar de la celebrada serie de Bas-lag serían muchos menos los que cuentan las bondades de su narrativa; pero ese no es el tema en cuestión, de palmeros ya hablaremos otro día.

Con la perspectiva que ofrece el tiempo transcurrido desde su publicación en 1998 y sin hacer comparaciones, siempre odiosas, sería justo reconocer que este primer trabajo de Mieville resulta una muy buena novela de ficción urbana a pesar de algunas deficiencias como pueden ser las disonancias en escenas que no terminan de reflejar todo lo que el autor quería trasmitir, en cambio otras son memorables; unos altibajos narrativos que no lastran en exceso el total de la novela. Mieville presentaba en esta novela lo que será su personal paradigma de horrores y pesadillas compuestos por unos elementos comunes en la totalidad de sus obras, un muestrario de clichés que se remarcan como un hilo rojo entre el blanco y negro de la épica crepuscular que teje para confeccionar su universo literario: la empatía que muestra por los parias de la sociedad, un reflejo de su ideario político de tendencias marxistas que no disimula en ningún momento; la cosificación y animalización de muchos de sus personajes, prisioneros de una genética manipulada para poner de manifiesto la sustracción de la identidad humana como herramienta de manipulación; la obsesiva utilización de una ciudad victoriana de estética enfermiza como decorado para que se muevan la caterva de aberraciones de la naturaleza que en ella encuentran cobijo. Este alumno aventajado de Baudelaire, el gran maestro del culto a los peligros de la ciudad, encuentra en el desierto de la gran urbe el lienzo necesario para mostrar con el pincel de su narrativa toda la belleza decrépita que encierran los laberintos de piedra transitados por sombras anónimas, habitantes de ese sanatorio, purgatorio, prostíbulo o infierno que marca la línea que divide el mundo real del imaginario.

Que no busque el lector en esta novela una aproximación al Crobuzon del Mieville consagrado. En el Londres de dos caras, que es el auténtico protagonista de El rey rata, se escenifica un cuento para niños con personajes buenos y malos, con príncipes y reyes, un caballero negro, animales fantásticos, seres con poderes extraordinarios y, por supuesto, un final con moraleja. A disfrutarlo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...