Google+ Followers

lunes, febrero 19, 2007

LAS MENTIRAS DE LOCKE LAMORA - Scott Lynch


Las mentiras de Locke Lamora es, sin duda, uno de los títulos más esperados por todos los aficionados al género gracias al éxito, tanto de ventas como de crítica, con el que viene avalado.

Esta novela es la primera del joven escritor norteamericano Scott Lynch y pertenece a la serie Los Caballeros Bastardos que, si se cumple lo previsto, se compondrá de un total de siete entregas. La segunda novela de la serie saldrá al mercado de habla inglesa en julio de este año y llevará por título Red Seas Under Red Skies. Otros títulos previstos para las próximas entregas de la serie son: The Republic of Thieves para la tercera entrega, The Thorn of Emberlain para la cuarta y The Ministry of Necessity corresponderá a la quinta. El éxito de Las mentiras de Locke Lamora no ha pasado desapercibido para el mundo del cine que ya tiene comprados los derechos de la novela para llevarla a la gran pantalla.


La novela en si, la podemos definir como una narración de aventuras de corte clásico y, también, como un muestrario de la literatura y del cine de entretenimiento que componen el imaginario colectivo de varias generaciones. En sus páginas, encontramos referencias a Dickens, Dumas, Twain, la novela picaresca, la de capa y espada, el cine “palomitero” y los héroes y antihéroes que más atractivos nos parecieron en nuestras lecturas juveniles. El bagaje que cada lector haya atesorado a lo largo de su vida se verá reflejado en cada acontecimiento que compone la novela de Lynch. Ese es, según mi modesto entender, una de las claves del éxito de la novela; el tener siempre la sensación de pisar terreno amigo, el adentrarnos en paraísos conocidos, sentirnos arropados entre las páginas del libro. El continuo reconocimiento de elementos nos podría llevar a calificar la novela de Lynch como poco original; no sería justo por lo despectivo que resulta esta apreciación, sin duda, es más justo reconocer el aire iconoclasta que el autor sabe darle a su obra recogiendo cosas de aquí y de allá para construir una historia fresca y absorbente como pocas.

La trama se desarrolla en una de esas ciudades con personalidad propia y, que en si mismas, son un personaje más de la novela; la milenaria Camor, una de las múltiples Ciudades Estado que componían el desaparecido Imperio de Therin. Una ciudad construida sobre las ruinas de cristal de una misteriosa y antigua civilización desaparecida. En los bajos fondos de Camor, entre canales infestados de extrañas criaturas y callejones oscuros y húmedos ha crecido Locke Lamora; huérfano recogido y adiestrado en las artes del robo y el engaño por el Padre Cadenas, alma mater de los Caballeros Bastardos; un grupo de timadores y ladrones de guante blanco de naturaleza epicúrea y hedonista.

Los Caballeros Bastardos son una pequeña banda que forma parte de la red de crimen organizado de Camor y que tiene como jefe supremo a Capa Barsavi, el “padrino” de los bajos fondos Camorreses, que dirige con mano de hierro el imperio del crimen que ha levantado a lo largo de los años a base de sudor propio y sangre ajena. La aparición de un misterioso personaje, el Rey Gris, que amenaza el monopolio criminal de Capa Barsavi, desencadena una serie de acontecimientos que arrastrarán a Locke Lamora a una serie de aventuras y desventuras que dejarán al lector pegado a las páginas del libro hasta el final . No me parece oportuno revelar mucho más de la trama, mejor dejar al lector que descubra por si mismo todos los giros y subtramas que contiene la novela, no obstante, si que quisiera dejar mi impresión sobre un par de asuntos.
El primero es la magia, tarda en aparecer en la novela, pero cuando aparece lo hace con fuerza. Esto me sorprendió un tanto. El carácter gregario que el autor le había otorgado a la magia en su obra contrastaba con el enorme poder que tienen los magos en el mundo creado por Lynch y el potencial que tenían para enriquecer la trama. Sin duda, en esta primera novela sólo ofrece pequeños apuntes de lo que prepara para futuras entregas de la serie. Otro esbozo de futuro que adelanta Lynch lo ofrece, de manera genial, a través de, y permitidme el juego de palabras, las mentiras de Locke Lamora; en las historias que trama el hábil embaucador para ganarse la confianza de sus víctimas nos muestra la situación política y estratégica de las Ciudades Estado de Therin, sin duda, otro anticipo de por donde nos veremos conducidos en las siguientes entregas de las aventuras de Locke Lamora.

La estructura de la novela la componen largos capítulos que alternan el presente con pasajes pertenecientes a la infancia de Locke Lamora y sus compañeros de correrías. La intercalación de estos flashbacks ralentiza la acción y, con frecuencia, parecen dos novelas paralelas que no terminan de casar entre ellas. Este hecho, junto a lo alejado del final que queda el punto culminante y de máximo interés de la novela, es el único “pero” que se le puede poner a la obra de Lynch, el resto, resulta excelente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...